Pin It

Widgets

Abusos policiales desnaturalizan la reforma en la PN

sanjuanrd.c@gmail.com | martes, mayo 03, 2022 | 0 comentarios

 

Familiares de David de los Santos Correa lloran la muerte del joven en su casa materna en el barrio Los Americanos en Los Alcarrizos. El Ministerio Público investiga el hecho como homicidio. La Policía Nacional suspendió los agentes que estaban de servicio en la dotación policial de Naco el día que fue detenido.
Señalamientos de excesos y abusos reviven con caso David de los Santos, muerto luego de estar detenido

Los incesantes cuestionamientos al accionar de los agentes policiales del país, catalogados como abusos, excesos y ahora tortura, desnaturalizan el actual proceso de reforma a la Policía Nacional que se inició, precisamente, luego de un mal proceder de los uniformados cuando el Martes Santo de 2021 mataron a una pareja de esposos al confundirlos, supuestamente, con unos delincuentes a los que le daban seguimiento.

Como si se tratara de un “boomerang”, la historia se repite y parece no acabar. Pese a que ya se han dado pasos para tratar de cambiar y reestructurar la Policía Nacional y de mejorar el proceder de los miembros de la institución, los hechos contradicen el objetivo y revierten la intención de crear un cuerpo policial de confianza y credibilidad en la población.

El pasado miércoles por la noche fue arrestado el joven David de los Santos Correa en el centro comercial Ágora Mall de esta capital, luego de que este, según las autoridades, protagonizara un incidente con una señora que aún no ha sido identificada. Fue conducido ese mismo día al destacamento del sector Naco, de donde fue sacado y enviado, inexplicablemente, al hospital Moscoso Puello el jueves por la mañana, lleno de golpes y moretones. Según la versión de la Policía, todo se lo ocasionó él mismo al presentar una supuesta “crisis mental” que lo indujo a actuar violentamente “con él mismo”.

“Un homicidio”

El estado en que de David fue sacado de la dotación policial fue muy crítico y murió el domingo en el hospital Darío Contreras (a donde fue llevado por sus familiares al encontrarlo grave el viernes en el Moscoso Puello). Y el centro, -a donde llegó el viernes inconsciente, deshidratado, hinchado, con golpes y moretones por todas partes de su cuerpo-, afirma en el certificado de defunción que se trató un homicidio a causa de “un trauma craneoencefálico severo”.

No obstante a esto, las circunstancias en la que salió de los Santos Correa del destacamento hacia el hospital en aparente estado de gravedad se investiga, y para los familiares no hay claridad entorno a la forma en que fue sacado del recinto policial el joven de 24 años, que nunca tuvo cuadro de demencia ni de agresividad y quien incluso, se había graduado recientemente con honores de la Universidad Católica de Educación Física y que trabajaba incansablemente para “poner bien a su mamá”. De hecho, hacía dos meses que le había reconstruido la casa a su progenitora.

Para los parientes y amigos de David, este fue golpeado atrozmente por los agentes del destacamento hasta dejarlo grave y ahora piden una investigación justa y esclarecedora que explique lo sucedido. Además, piden justicia para que paguen los que le ocasionaron la muerte a de los Santos Correa.

“No fue a un loco que mataron. Esto no se puede quedar impune. Nosotros pedimos justicia por mi hermano porque no fue a cualquiera que mataron, no fue a un delincuente, fue a un muchacho preparado que todo el tiempo lo de él fue estudiar y progresar y siempre caminó por la regla, nadie tiene nada que decir sobre él negativo. Y de verdad que duele, esto duele muchísimo y nunca se me va a borrar. Yo creo que ni después de muerta yo voy a borrar la forma en que yo encontré a mi hermano”, narra Sugeidy Correa, hermana de David de los Santos, al conversar ayer con los medios de comunicación.

Por el momento, la Policía Nacional ha suspendido a los agentes que estaban de servicio en la dotación policial de Naco el día en que David salió del lugar con golpes y asistido por el 9-1-1. El director del cuerpo del orden, Alberto Then, advirtió en un comunicado de prensa que las malas actuaciones no son ni serán toleradas en la institución y garantizó, asimismo, una investigación transparente, sustentada en los reportes e informes médicos. No obstante a esto, la institución ha manejado varias hipótesis. La primera, que David se había ocasionado los golpes y la segunda, que investiga a cuatro personas que compartieron celda con él esa noche.

Mientras la Policía trabaja y se expresa en esos términos, el Ministerio Público informó ayer por la tarde que de manera particular investiga el caso como una muerte de etiología médico legal homicida.

“Estamos abordando el caso como un homicidio por las múltiples lesiones contusas que presenta el cuerpo de la víctima, incluyendo lesiones por esposas en ambas muñecas”, indicó Kelvyn Colón, fiscal interino del Distrito Nacional, a través de un despacho de prensa.

Otras muertes confusas

La muerte de David de los Santos Correa revive otros casos similares que han ocurrido en menos de un mes y que ponen en la lupa a los miembros de la Policía Nacional.

El pasado 17 de abril José Gregorio Custodio, de 38 años, fue detenido en un destacamento de San José de Ocoa y luego fue trasladado a un centro de salud de esa demarcación, donde también falleció al llegar al lugar con heridas provocadas, supuestamente, por golpes que le habrían dado los policías actuantes en el incidente, además de moretones y otros signos de violencia. Luego de ocurrir esto, la Policía colocó a un nuevo comandante policial en esa demarcación y, según la versión policial, este fue trasladado al centro de salud por presentar “dificultades médicas”, pero su cuerpo decía otras cosas.

Mientras que el 5 de abril pasado, falleció Richard Báez, de 30 años, un peluquero que días antes había sido agredido, presuntamente, por miembros de una patrulla de la Policía Nacional, en el distrito municipal Santiago Oeste. El joven murió en el hospital regional universitario José María Cabral y Báez de Santiago, donde estaba ingresado desde el día de la agresión. El reporte médico indica que Báez murió a causa de golpes contusos en distintas partes del cuerpo que le habrían dado los agentes.

Así, en otro caso reciente, quedó evidenciado como un abuso policial cuando el pasado 11 de abril agentes policiales, adscritos a la Dirección General de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett), agredieron a periodistas, al Defensor del Pueblo Pablo Ulloa y a otras personas, tras estos intentar recabar información sobre los vehículos retenidos en el Centro de Retención Vehicular El Coco (Canódromo).

Instituciones piden claridad

Las reacciones y manifestaciones de indignación por lo sucedido con David de los Santos, José Gregorio Custodio, en el Canódromo y otros casos en los que se ve involucrada la Policía, no se han hecho esperar y diversas instituciones piden cuentas claras.

El vicepresidente de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Servio Tulio Castaños Guzmán, requirió de las autoridades respuestas contundentes a todos estos casos al referir que estos acontecimientos, deslegitiman y afectan los procesos institucionales en marcha para transformar y profesionalizar la Policía Nacional”. Para la entidad, estos hechos tienen en común que muestran la necesidad de los planes y propósitos de transformación y profesionalización de la uniformada como lo planteó el Poder Ejecutivo tras el asesinato de los jóvenes pastores Joel Díaz y Eliza Muñoz en Villa Altagracia en Semana Santa del año pasado.

Por otro lado, el Defensor Pueblo, Pablo Ulloa, calificó de preocupantes los casos de violencia ocurridos en las últimas dos semanas en los recintos policiales en los que ciudadanos han pedido la vida, por lo que informó el inicio de investigaciones particulares.

Presidente Abinader dice estar consternado

El presidente Luis Abinader expresó su consternación por la muerte de David de los Santos.

“Como ciudadano y presidente, expreso mi consternación por la muerte del joven David de Los Santos, quien se encontraba detenido en la Policía Nacional. Como en otros casos, cuyos responsables están sometidos y encarcelados, le garantizo a la familia de David y a la sociedad dominicana que en mi gestión ningún caso de esa naturaleza quedará sin sanción, sin importar quien o quienes sean los responsables”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

En un informe dado a conocer el pasado 13 de abril, el Departamento de Estado de los Estados Unidos denunció que en República Dominicana aún persisten los abusos policiales y las condiciones en las que se encuentran los reclusos en las cárceles que, a su juicio, siguen siendo deplorables. Las afirmaciones son parte del informe de la situación de los Derechos Humanos en la República Dominicana, según el informe del Departamento de Estado, cuyos datos son el levantamiento de la situación del año 2021. “Se recibieron informes creíbles de que miembros de las fuerzas de seguridad cometieron algunos abusosbles de asesinatos ilegales o arbitrarios por parte de las fuerzas de seguridad del gobierno”.

Los hechos deslegitiman y afectan los procesos institucionales en marcha para transformar la Policía Nacional”.
Servio Tulio Castaños Guzmán
Vicepresidente de la Finjus
Hay que evitar que sigan ocurriendo acciones de violencia en los recintos policiales”.
Pablo Ulloa
Defensor del Pueblo

Archivado en:: , ,

0 comentarios

Los Mensajes que Contengan Insultos, Palabras consideradas Degradantes y Ofensivas No serán publicados.

anuncio