Pin It

Widgets

Asentamientos en barrios contaminan dos canales de riego

Mateo Santos | lunes, febrero 12, 2018 | 0 comentarios

Los canales de riego Ulises Francisco Espaillat y el Monsieur Bogart (en la foto), que abastecen a pueblos del Cibao y la Línea Noroeste, son afectados por el vertido de plásticos y heces.
Santiago. Los asentamientos de familias con la improvisación de barriadas cuyas viviendas vierten sus heces, contaminan las aguas que sirven los canales de riego Ulises Francisco Espaillat y Monsieur Bogart.


De por sí, las aguas de ambos canales llegan contaminadas desde el río Yaque del Norte. Sin embargo, en el punto donde ambos se bifurcan en el barrio Villa Liberación en el sector La Otra Banda, ahí comienza el calvario y una pesada carga económica para el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI).
Las aguas de los canales Ulises Francisco Espaillat y Monsieur Bogart permiten irrigar 600 mil tareas de guineo, arroz y plátano y frutos menores, así como alimentar al menos diez acueductos.
Marino Abreu, director regional del INDRHI, reveló que recientes estudios practicados en el canal Monsieur Bogart, con una extensión de 35 kilómetros, fueron hallados coliformes, debido a la cantidad de letrinas que descargan a sus aguas.
Negocios contaminan
Negocios de lavado de mondongo y empresas dedicadas a ebanistería contaminan el importante líquido que consumen los moradores de los distritos municipales de La Canela y Hato del Yaque, así como los de las comunidades Los Manchegos, Barrio Lindo, Batey I y La Canela. Una tenería que opera en La Otra Banda descarga sus desperdicios cercano al río Yaque del Norte.
“Recientemente destinamos 18 millones de pesos para el mantenimiento del canal Monsieur Bogart. Planteamos un nuevo encuentro con Medio Ambiente y la junta de regantes para prevenir que volvieran a ser contaminadas”, apunta Abreu al hablar con reporteros de elCaribe.
En La Otra Banda al menos cien viviendas descargan en el canal.
El Ulises Francisco Espaillat tiene una extensión de 72 kilómetros y de ella dependen 5,700 usuarios, que irrigan 393 mil tareas desde Santiago hasta la Línea Noroeste.
Sin embargo, el punto más crítico es Cienfuegos donde, según Abreu, las familias instaladas cercanas al canal lanzan neveras, materiales plásticos y neumáticos.
Casuchas vierten las heces en canales de riego. Ricardo Flete
Vigilancia
Franklin Álvarez, quien labora como técnico del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, considera preocupante la cantidad de tuberías que se desprenden de las casas hasta los canales. Considera urgente que sean colocados militares para la vigilancia. En momentos que Álvarez hacía un recorrido, por los canales, un hombre utilizaba un jet ski, para fines de recreación, contaminando las aguas.
Esperan por proceso intervención afluentes
Recientemente, el canal Ulises Francisco Espaillat fue sometido a un proceso de limpieza y construcción de un muro de 21 pies de alto a un costo de 40 millones de pesos por el INDRHI.

La entrada del agua del arroyo de Jacagua, afectado por la contaminación, hizo que despertara la preocupación del director del organismo acuífero, Olgo Fernández, quien solicitó al ministro de Medio Ambiente la intervención inmediata del afluente. lo cual a la fecha no se ha realizado. Fernández espera reunirse con Francisco Domínguez Brito para tratar la situación.

Archivado en:: ,

0 comentarios

Los Mensajes que Contengan Insultos, Palabras consideradas Degradantes y Ofensivas No serán publicados.

anuncio